Coliseo

El Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo, se encuentra en el corazón arqueológico de Roma y recibe diariamente un gran número de visitantes, atraídos por la fascinación de su historia y su compleja arquitectura.

El edificio llegó a ser conocido como el Coliseo debido a una estatua colosal que se encontraba en las proximidades. Fue construido en el siglo I d.C. a instancias de los emperadores de la dinastía flavia y albergó, hasta finales de la antigüedad, espectáculos de gran atractivo popular, como cacerías y juegos de gladiadores. El edificio era, y sigue siendo hoy, un espectáculo en sí mismo. Es el mayor anfiteatro del mundo, capaz de presentar una maquinaria escénica sorprendentemente compleja, así como servicios para los espectadores.

Símbolo del esplendor del imperio, el Anfiteatro ha ido cambiado de aspecto y función a lo largo de los siglos, presentándose como un espacio estructurado pero abierto a la comunidad romana.

(leer todo)